Nuestro paseo a la montaña Grouse comienza un caluroso día de verano bien temprano en la mañana. Antes de partir, como recomendación, come abundante desayuno, usa ropa deportiva, prepara una merienda, lleva un par de litros de agua y listo!.

Tienes 2 formas de subir al a la cima del Grouse mountain, si no te gusta hacer trekking, puedes subir y bajar en el “Skyride gondola”, la entrada general cuesta como 40 dolares americanos, y cubre ciertas actividades, que en realidad podrías hacerlo por tu cuenta.

Y la otra opción que a nuestro gusto, es más entretenida y obviamente más económica, por que se accede sin costo y solo debes pagar el ticket para bajar en el Skyride, (te recomendamos comprarlo una vez arriba, ya que dan una promoción de dos tickets por 12 dolares y dos aguas embotelladas) es subir a la cima por el Grouse Grind.

El Grouse Grind, es un sendero bastante empinado con escaleras donde vas subiendo a través de hermosos bosques, un tanto cansador, pero tienes puntos de descanso para recuperar fuerzas y seguir subiendo.

El sendero no es imposible de hacer, vimos a personas de todas las edades y contexturas haciéndolo, así que animate y hazlo!!!, a nosotros nos tomó como una hora más o menos.

Una vez que llegas a la cima te sientes empoderado y sientes una gratificación tan grande al ver que el esfuerzo por llegar, vale tanto la pena, por que la recompensa es valiosa, una vista IMPRESIONANTE!!!!.

Nos quedamos como 30 minutos solo mirando la vista hacia la ciudad. Después de cerrar la boca y seguir paseando, nos dimos vuelta y la vista hacia el Grouse Mountain era igualmente hermosa. Hay un restaurant con vista a 360º , una cafeteria, kioscos y también hay mesas afuera para sentarte y disfrutar de tu picnic.

Existen muchas actividades para hacer; eco walks, Canopy, hay una reserva de osos grizzly (donde los puedes apreciar a escasos metros de distancia), un show de leñador muy entretenido sobre todo para los niños, dura 45 minutos, y también hay una muestra de aves. (Los shows y la reserva no tienen costo)

Mientras caminabamos por un jardín de flores pasó un venado al lado nuestro corriendo libremente junto a conejos, era una escena de película. Seguimos caminando y Jp casi pisa una salamandra, estas rodeado de fauna silvestre.

Seguimos subiendo y a pesar de mi fobia extrema, decidimos subir al “Eye of the Wind”. Es un poco caro, pero decidimos invertir en la experiencia, ya que nos habíamos ahorrado la entrada y comida.

El ticket incluía la subida y bajada en andarivel hasta el Molino y subir al mirador del mismo.

A pesar de mi casi crisis de pánico, sólo una palabra puede describir la experiencia. INOLVIDABLE!!!.

La vista desde el Molino es vertiginosamente impresionante. Accedes a una vista 360º a 65 metros de altura, imperdible experiencia, 100% recomendable.

Estuvimos desde las 9 am hasta las 4 o 5pm, sólo la vista y lo hermoso del paisaje que te rodea te mantiene impresionado y entretenido, de hecho ni siquiera nos quedamos viendo los shows por que el entorno del lugar te atrapa y cautiva sin querer irte.

Después de un día espectacular en el Grouse Mountain, bajamos la montaña en el skyride. Saliendo se encuentra la parada de buses que nos deja en el Mercado de Northvan, y desde ahí tomamos el seabus de regreso a casa.

Para más información pueden ingresar al sitio oficial del Grouse Mountain para ver las actividades según época del año, ya que en invierno se convierte en un centro de Ski. A continuación les dejo el enlace:

Grouse Mountain – The Peak of Vancouver

Dejar respuesta